lunes, abril 21, 2008

Destino

Cada momento sigue al anterior, nuestro presente existencial se transfoma en nuestro pasado y cada acción nuestra se convierte en nuestro karma, en aquello que tendremos que vivir día a día. Por eso sin dejar escapar los segundos, el esfuerzo debe ponerse en el presente para lograr construir un futuro a través de un pasado.

A veces creo que el destino es una elección conciente de aquello que queremos que nos suceda. Con la responsabilidad de las consecuencias de nuestros deseos. Por eso es importante cultivar el pensamiento, elevar nuestros pensamientos a niveles superiores de conciencia para tomar los caminos que sean mejores para nosotros y para el resto.

Todo nos enseña a hacer las cosas de una mejor manera y de aquello que no resulta se sacan enseñanzas, si algo falla es porque esa no es la mejor forma de hacerlo. Caer no es motivo para no seguir avanzando.

Cada nuevo día comienza y termina, y no es igual al anterior, cada día anhelas, cada día es una oportunidad de darse cuenta de nuestros errores, de crecer, de mirarse interiormente y conocerse.

Cada día te entrega momentos para sonreir, pensar, amar, sentir, pensar, crecer, ver, observar, entender, contagiar, reir, eres lo piensas y comes.

Aquello que haces nace desde tus pensamientos.

2 comentarios:

lluvia dijo...

excelente reflexión!

CaTeriNa dijo...

"Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos"