jueves, diciembre 22, 2005

Mentiras

Ojos esquivos y miradas quebradizas,
las respuestas aparecen como si ya estuvieran en su boca,
parece haber calculado esto desde el principio,
incapaces de sacar en cara por no tener pruebas mordemos el polvo.

Invasores de otros mundos que pasan invisibles entre nosotros,
sólo los que invocan pueden reconocerlos pero no contenerlos.
Aburrido de su existencia, o tal vez no, me siento a callar,
sólo así no los dejaré venir.

Somos lo que somos y sin embargo no lo somos.
Somos lo que somos porque los demás son como creemos que son.
Somos lo que somos porque los demás creen que así somos.
No somos ni seremos.

1 comentario:

David Vogel dijo...

En mentir no hay engaño?