jueves, noviembre 24, 2005

Teoría de los Puentes

Imagina un mundo, un globo sobre el cual todo lo que hay es agua, mares, océanos. Ahora imagina que cada uno de nosotros es representado por un pilar de puente, que nace en igualdad de condición. Todos lo pilares de puentes son iguales al principio.

Imagina cómo los pilares emergen de las aguas de este mundo, del lugar donde aparezca el pilar dependerá su futuro, de acuerdo a cómo sea donde emergió el pilar, será la capacidad de crecer, y crear lazos beneficiosos para su vida de pilar de puente. Si emerge sobre aguas turbulentas con un clima lleno de tormentas y tempestades, el pilar se irá descascarando o partiendo hundiéndose en el mar, o crecerá torcido y en algún momento caerá por sí solo; si emerge sobre aguas calmas con buen tiempo y rodeado de otros pilares podrá aprender de ellos y encontrar secretos para hacer más sólida su construcción, así se irá revistiendo y creciendo y podrá ser cada vez más fuerte como los pilares de su entorno; cuando venga una tormenta y las aguas sean adversas se hará más fuerte porque estará preparado y además aprenderá de la tormenta cómo hacerse más fuerte, más sólido, más perdurable.

Los pilares con los más cercanos crearán lazos, crearán puentes, se comunicarán entre sí. Los puentes dependerán de la resistencia de sus pilares, las tormentas también los afectarán pero si la base es sólida el puente aguantará. Algunos puentes se caerán con el mínimo soplido del viento, otros serán más difíciles de hacer caer, pero habrá tales que no sucumbirán ante eventualidad alguna, bajo esos puentes hay pilares de equilibrio y solidez.

Las relaciones que se establecen con los pilares vecinos serán puestas a prueba por el mal tiempo, con las tormentas algunos puentes caerán pero también se harán nuevas relaciones entre pilares, así es la dinámica de este mundo de puentes. Se formarán carreteras sobre el mar soportadas por los pilares y se abrirán nuevas relaciones entre los pilares.

Los puentes se harán entre pilares pequeños y grandes, fuertes y débiles, viejos y nuevos, altos y bajos, rectos y chuecos y entre pilares y pilares. Los puentes no serán iguales en sus extremos, ya que un puente con un pilar fuerte y recto y uno débil y chueco no durará mucho tiempo si el mal tiempo les afecta, o quién sabe. Así continúa la vida en el mundo de los puentes y los pilares, nacen nuevos pilares y otros caen al mar por diversos motivos, se crean nuevos puentes y otros caen por diversos motivos.

Veo nuestras vidas como estos pilares, y los puentes como nuestras relaciones en este mundo.

5 comentarios:

Cata Fdez dijo...

Proverbio Chino: "dijo el amigo al amigo sobre el PUENTE: Mira que felices están los peces en el río... Y replicó el amigo :¿Cómo tú, no pez, sabes de la alegría de los peces?...
"por mi alegría sobre el puente" Contestó el primero."

Diego, concuerdo contigo en que los pilares que seamos están condicionados por el ambiente, pero también guardo la esperanza de que uno sea más que el puente en sí mismo...que podamos ser el medio para que la alegría de unos peces, se refleje en la alegría de unos amigos sobre "Mis pilares" y sus infinitas redes.

Cariños,
Cata.

karin dijo...

Muy bueno creo que representa exactamente lo que pasa entre nosotros

muy linda la historia como siempre

PicTures´n MonteRoses dijo...

veo el puente como nosotros y los pilares como lo que nos sostiene y mantiene vivos, estamos sobre una base muy fragil, veamos quien dura mas!

telekinésicas dijo...

me gusta pensar que incluso aquellos que nacen en aguas tormentosas pueden transformarse en puentes firmes y seguros...qué se necesita?
solidaridad, amor....no ser indiferente!
visita nuestro blog..
demenciaacademica.blogspot.com

Daniel Vásquez P. dijo...

Buena metafora