lunes, noviembre 21, 2005

Alumno listo

Has oído el dicho "Cuando el alumno esté listo, el maestro se presentará", quizá muchos andan por la vida buscando un maestro que les enseñe todo lo que han querido descubrir a lo largo de sus vidas pero que esperan que una persona especial se los revele. No descarto que esto le suceda a "algunas" personas pero las demás deben aprender por sí mismas las lecciones de la vida.

Creo que cada día nos enfrentamos con decisiones y problemas, entramos y salimos de ciclos de este tipo de pruebas (hace algún tiempo escribí algo al respecto). Bueno, de estas acciones se obtendrán consecuencias, lógico dirás... hasta el momento no he dicho nada nuevo.

Mi punto es que las cosas que nos toca vivir en cada momento de nuestras vidas están hechas a nuestra justa medida, no son ni un ápice más complicadas de lo que somos capaces de abordar, de ellas aprenderemos lecciones valiosas y cada vez que superemos estas pruebas, es decir, nos sintamos tranquilos por el deber cumplido, vendrá una prueba quizá de mayor complejidad u otra similar para reafirmar nuestro crecimiento. Con esto, la vida se transforma en nuestro maestro, nos entrega lo que podemos aprender y nosotros debemos ser capaces de crecer. Así cuando estemos listos vendrá la siguiente prueba.

Sí podemos equivocarnos en nuestras decisiones, pero te has fijado que la vida por lo general nos da segundas oportunidades y terceras y cuartas de repente, es porque debemos aprender algo de todo eso que aún no somos capaces de percibir. Cuando sentimos que nos hemos equivocado somos capaces de ver el patrón repetido y la siguiente vez tratamos de hacerlo bien.

Luego de aprender nos toca enseñar, es así que generalmente vemos similitudes en cosas que aprendemos en tiempos recientes y cosas que vamos a hacer, como si lo que aprendimos un tiempo atrás o recién se aplicara en este nuevo proyecto que estoy haciendo.

Las causas son las consecuencias y vice versa, afortunado es el que es capaz de ver las causas a través de las consecuencias. Tener/hacer buenas causas trae buenas consecuencias, no lo olvides.

¿Qué piensas de lo que digo?

4 comentarios:

karin dijo...

Simplemente muy bien escrito
como siempre diego
Sinceramente creo que este es el mejor Blogg de todos los que visito mas a menudo

felicitaciones!!!!!!!

Diego Arenas C. dijo...

Se agradecen tus palabras. :D

JK Newt dijo...

Hola, no te conozco, pero llegué a tu blog por casualidad. Es muy interesante lo que escribes, y como en este post dices algo de encontrar a un Maestro te quería preguntar al respecto. Me surgen muchas preguntas sobre si has buscado o encontrado alguno, así que mejor no voy a hacer ninguna a ver si me respondes algo mas vivo, dejo a tu criterio la respuesta :P

Saludos

Diego Arenas C. dijo...

Cuando más niño alucinaba con algún día encontrar a alguien que me dictara el camino, crecer rápido y luego seguir mi camino más allá para enseñar a otro. Pero creo que la vida está hecha para aprender lo que necesitamos saber, podemos aprender de todas las cosas que nos rodean, sólo es necesario un poco de atención, reflexión y compasión.

En realidad no he buscado ni pedido a una persona que sea mi maestro, quizá no estoy listo para abandonarme, pero he tenido alguna experiencia espiritual fuerte en encontrar algún guía en mi camino.

Creo que la vida siempre muestra las respuestas a nuestras preguntas, incluso se anticipa a lo que viene, te prepara cuando lo necesitas, lo que pasa es que no siempre nos damos cuenta de ello. Muy importante en todo esto es la oración.

Saludos.